septiembre 20, 2014

¿Cómo Pagar Deudas y Ahorrar al Mismo Tiempo?

Sal de deudas

Una de las cosas más frustrantes que puede haber es recibir el dinero por el pago de tu trabajo y ver que al pagar tus obligaciones no te queda un solo peso para darte algún capricho, o solo te queda lo del transporte del mes siguiente, y lo peor de todo es que tendrás que seguir así por lo menos hasta que hagas un plan y organizes tu finanzas.

Incluso si estas viviendo como decimos en mi país al diario, estos consejos te dirán como debes hacer para saldar tus deudas, incluso ahorrar al mismo tiempo, y salir de la situación tan deprimente en que estás por no haberte controlado al ver esas ofertas tan geniales en los almacénes.

Lo más difícil de todo este enrrollo es no saber por donde empezar, y más aún cuando los gastos inesperados aparecen dejándonos sin un aliento.

Algo que puede animarnos es saber que no somos los únicos en la misma situación (y no es porque nos alegre el dolor ajeno), es el momento de hacer un plan que junto con un poco de fe y eso sí disciplina hará que nuestro panorama eonómico cambien en un tiempo aproximado de 6 meses.

Paga tus deudas y ahorra
¿Qué se debe hacer primero? ¿Disminuir tu deuda o comenzar a ahorrar? La siguiente estrategia de tres partes tal vez te ayude a controlar el flujo de efectivo, saldar tus deudas y acrecentar tus ahorros para poder manejar los gastos inesperados que podrían haber hecho que te endeudaras en un principio. Con el tiempo, estarás listo para invertir. Pero primero tienes que saber cuánto debes y qué estás gastando.

Lleva una pequeña contabilidad de tus gastos

Lo primero que deberás hacer es llevar un registro de tus gastos típicos en un mes o más, para saber en qué gastas tu dinero. También deberás calcular tus gastos inesperados en el transcurso de un año –reparaciones a tu automóvil y vivienda, obsequios de cumpleaños, vacaciones (si es que puedes claro), etc.- y divide esa cantidad entre 12. Una vez que tengas un promedio de lo que gastas, compara tus desembolsos mensuales con tus ingresos mensuales. Si tienes un superávit (cosa poco probable), esa es la cantidad que puedes destinar cada mes al pago de tus deudas y a una cuenta de ahorros. Si tienes un déficit, necesitarás reducir tus gastos.

Que Cantidad Debes Pagar de Tus Deudas:

Paso #1: Deberás crear un balance general de tus deudas,  numerarlas y organizarlas desde la taza más alta de interés hasta la más baja.

Paso #2: Suma tus activos disponibles o líquidos, incluyendo ahorros y cuentas de inversión, en caso de que los tengas.

Paso #3: Enumera cualquier compra que necesites hacer en el siguiente año, restemoslá a esos activos, esa será la cantidad disponible para pagar tus deudas.

Cómo Crecer ese Dinero Ahorrado

Una clave para establecer buenos hábitos de ahorro es hacer que ahorrar sea más fácil de gastar.

Estos son algunos consejos:

•    Pregunta en tu banco si pueden vincular tus cuentas de cheques y ahorros a través de una tarjeta para hacer retiros en cajeros automáticos. Crea tres cuentas de ahorros con objetivos diferentes. Una podría designarse como “de protección” para tener efectivo en casos de emergencia, una segunda cuenta para “gastos” en caso de desembolsos inesperados y una tercera para “inversiones”. Lleva tu tarjeta consigo sólo cuando realmente vayas a necesitar hacer transacciones y retira únicamente la cantidad que necesitas para una semana. Así no sentirás tentación de gastar efectivo en compras impulsivas.

•    Cuando te paguen, deposita únicamente lo que necesitas para vivir durante un mes (o dos, si te pagan por quincena) en tu cuenta de cheques. (Si depositas una cantidad mayor, probablemente te gastarás ese dinero).

•    Si puedes, destina una cantidad equivalente a un mes de gastos a tu cuenta para gastos inesperados. La idea es tener unos recursos al menos pequeños, para que sea menos probable que tengas que usar tu tarjeta de crédito en caso de que tu casa necesitara una reparación urgente o cualquier otro imprevisto.

•    Comienza a crecer  tu fondo de ahorro de emergencias al depositar una porción de tu sueldo a tu cuenta de ahorros “de protección”. Si tu objetivo es juntar tres meses de gastos cotidianos, podrías alcanzar tu objetivo en 30 meses al ahorrar un 10% de tu sueldo mensual, o en 15 meses si ahorras el 20 por ciento de su salario.

•    Deposita lo que te quede en tu cuenta “para inversiones”, incluyendo dinero adicional como regalos en efectivo por tu cumpleaños, aguinaldos, bonos o dinero ganado en una venta de garage. Si recibes un aumento de sueldo, deposita la diferencia en tu cuenta regularmente.

•    Si tu banco no puede vincular sus cuentas de cheques y ahorros, o si te parece difícil controlar tus gastos cuando puedes acceder fácilmente a tu cuenta de ahorros, pide en tu trabajo que te hagan un depósito directo a la cuenta. Puedes hacer que te deduzcan una cantidad de tu sueldo para depositarla automáticamente en tu cuenta de ahorros.

Cómo reducir tu deuda

Saldar deudas es más fácil una vez que dejas  de usar tus tarjetas de crédito.

•    Paga primero la deuda de tu tarjeta de crédito con interés más alto, evita la trampa del “pago mínimo”.  Las compañias o bancos premeditadamente crean estos supuestos pagos mínimos para que tardes mucho más tiempo en saldar el total de la deuda de tu tarjeta de crédito.

•    Por ejemplo, supongamos que tienes un saldo de $5,000 con una tasa de interés del 15% y que realizas pagos mínimos mensuales del 2.5% de tu saldo, o de $25, la cantidad que sea mayor. Tardarías 183 meses en liquidar tu deuda y gastaría $4,395 en intereses. Sin embargo, si pagaras $150 adicionales cada mes, pagarías únicamente $845 de intereses en el transcurso de 27 meses. Éste es un ejemplo hipotético, únicamente para propósitos de ejemplo .

•   Consolida tus deudas al transferir tus saldos pendientes a tarjetas con una tasa de interés más baja. Actualmente, la competencia entre las instituciones que emiten tarjetas de crédito es tan intensa que a menudo pueden negociar su tasa de interés. Si no quieres transferir tus saldos, lo más probable es que la compañía de tu tarjeta de crédito actual pueda ofrecerte las tasas de interés de un competidor. Eso si mira bien cuánto tiempo durará las tasas de interés que te ofrecen, ya que algunas instituciones solo las aplican durante los primeros 6 a 12 meses en los que tiene su tarjeta.

•    Cancela tus tarjetas viejas para que no te veas tentado a volver a usarlas. Como mucho, necesitas dos. Y déjelas en casa a menos de que realmente las necesites.

•    Establece una agenda de pagos realista y apegate a ella. Si necesita reajustarla, házlo. Si tiene problemas, habla con un profesional. Los asesores en la Fundación Nacional para Asesoría sobre Crédito, una organización no lucrativa, pueden desarrollar un plan más estructurado para ti, en caso de ser necesario. Para encontrar tu sucursal más cercana, llama al 1-800-388-2227, o ingrese al sitio www.nfcc.org.

Has pagos adicionales y ahorra

Puedes eliminar tu deuda y ahorrar dinero al pagar una cantidad superior a tu pago mínimo mensual en tus tarjetas de crédito. La tabla inferior muestra la diferencia entre hacer un pago mínimo de $20 sobre una deuda de $1,000 en comparación con $40 mensuales.

Pagos totales                                               Meses restantes a pagar

$20 al mes
06%                  $1,126.97                                          56
12%                  $1,353.43                                          67
18%                  $1,783.97                                          89

$40 al mes
06%                   $1,025.24                                         25
12%                   $1,103.28                                         27
18%                   $1,199.00                                         29

Supone que la composición mensual de las tasas anuales porcentuales y la cantidad vencida (de capital más intereses acumulados) deben pagarse en su totalidad.

Pon el tiempo de tu parte

Tal vez no puedas solucionar tus problemas de deudas de la noche a la mañana, pero puedes resolverlos con el paso del tiempo. Reducir tu deuda, en combinación con una estrategia de ahorros, no sólo comenzará a aligerar ahora tu carga, sino que te ayudará a sentirte mejor sobre su futuro.

•    Mucha gente tiene problemas para reducir su deuda y ahorrar dinero debido a que no tienen una estrategia. Un buen plan puede ayudarte a canalizar tu dinero para un uso más óptimo.

•    Una estrategia de tres frentes que consista en controlar tu flujo de dinero, ahorrar y reducir tu deuda pueden ayudarte a aligerar tu carga ahora y a sentirte más optimista sobre tu futuro. Una vez que liquides tus deudas, estarás listo para comenzar a invertir y asi poder crear tu propio negocio.

•    Consolida tus deudas usando tarjetas de crédito con tasas bajas de interés. Si no quieres transferir tus deudas, pídele a la compañía de tu tarjeta de crédito que reduzca su tasa de interés para igualar las de la competencia. Lo más probable es que tu compañía esté dispuesta a negociar.

•    Establezce un plan de pagos y apégate a él. Si necesitas ayuda, hable con un profesional.

Tareas

•    Establezce un plan realista para pagar tus deudas y analiza tus opciones para consolidar diversos préstamos en una sola cuenta con una tasa de interés baja.

•    Crea un presupuesto realista para tu hogar y apégate a él.

•    Calcula tus necesidades para un fondo de ahorros de emergencia y comienza a apartar dinero con regularidad.

•    Utiliza el dinero que haz ahorrado de tus deudas para incrementar las aportaciones a tu cuenta de jubilación.

Todo parece díficil de implementar y más aún cuando estas viviendo al día, pero si no lo haces es imposible que salgas de tus deudas y tener una vida tranquila, hay muchos pasos que puedes simplificar, pero igual debes hacer un plan para enfrentar tu situación.

Extraido en un 99.9% de yahoo finanzas.

Comments

  1. se funciono mucho estas ideas,gracias.

Speak Your Mind

*

Copy Protected by Chetans WP-Copyprotect.